Cumbre del Turismo

Muchas gracias a todos por vuestra presencia masiva en esta cumbre del turismo que viene a refrendar la necesidad y la oportunidad de su convocatoria en unos momentos tan especiales.

Mi sincero agradecimiento al Vicepresidente del Gobierno y Autoridades que le acompañan por su participación, como responsables de este área nuestra del Turismo.

Actividad de la que todos en cada uno de sus múltiples aspectos nos sentimos tan legítimamente orgullosos, a la que dedicamos nuestro máximo esfuerzo empresarial y también ponemos una buena parte de nuestros más íntimos sentimientos de afecto y entrega.

Igualmente, es de justicia manifestar públicamente nuestro agradecimiento a ese más de millón y medio de trabajadores de nuestras empresas, que día a día contribuyen con su profesionalidad y buen hacer a consolidar el lugar de preferencia que el turismo español tiene a nivel mundial.

Y también, como no, nuestro reconocimiento y promesa continua de dedicación a esos más de cincuenta millones de turistas que anualmente nos obsequian con su visita,   muchos de ellos con notoria fidelidad, y que son nuestra razón de ser y el objeto y fin del entramado empresarial que  nos motiva.

En estos dos últimos años han ocurrido muchas cosas; tras una larga etapa de expansión económica generalizada se ha producido una acusada desaceleración en los países más desarrollados que afectó igualmente a otros en vías de desarrollo, provocando recesión en algunos de ellos y grave situación, de todos bien conocida, en otros más.

A este escenario se añadió en Septiembre de 2001 la convulsión mundial consecuencia de los ataques terroristas a Estados Unidos, que provocaron finalmente una guerra y una permanente amenaza universal de violencia, materializada recientemente, en algunas ocasiones, con graves efectos destructores de vidas y patrimonios.

Este conjunto de acontecimientos ha propiciado que el anunciado proceso de vuelta a la expansión económica no sea tan inminente como se había anunciado y pueda retrasarse unos meses mas.

Además, la situación de incertidumbre creada genera un cierto recelo por parte de la demanda en las previsiones a realizar de viajes y vacaciones en los plazos en que venían produciéndose en el reciente pasado; teniendo sus lógicas consecuencias en la oferta en cuanto a niveles de ocupación, innovaciones y rentabilidad.

Advertida y constatada esta realidad, hace ahora un año el Consejo de Turismo de la CEOE, con el aliento y patrocinio de nuestro presidente José María Cuevas, acordó la celebración de esta Cumbre con el objetivo de estudiar, analizar y proponer a las Autoridades en sus respectivos ámbitos de competencia, aquellas medidas encaminadas a mejorar y complementar nuestra oferta, a la vez que los protagonistas del sector nos reafirmamos en nuestro compromiso de mantener y mejorar las metas alcanzadas de las que se beneficia toda la economía española.

Quiero recordar que el esfuerzo integrador de la CEOE ha tenido fiel reflejo en el Consejo de Turismo, que me honro en presidir.

Desde el inicio hemos tenido como principal empeño potenciar el esfuerzo vertebrador que han desarrollado las distintas asociaciones empresariales tanto de carácter sectorial como territorial.

Este reto responde a que el entramado empresarial está constituido mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas que necesitan de la unión para afrontar los complejos problemas que condicionan su actividad.

Este conjunto heterogéneo de sectores decidieron tener un lugar de encuentro para el análisis y para la acción en el Consejo de Turismo de la CEOE, como máximo órgano representativo de los empresarios ante el Gobierno de la Nación, las distintas Administraciones españolas, las Autoridades de la Unión Europea y ante la sociedad.

Debo añadir, con satisfacción y legítimo orgullo, que este modelo es único en el mundo; de tal manera que la propia Unión Europea está intentando promover un mecanismo aglutinador y representativo a semejanza del nuestro.

Para la celebración de esta Cumbre que ahora se inicia, el propio Consejo acordó la adscripción y elaboración de las ponencias a cuatro miembros del mismo, con amplia experiencia en los temas turísticos y dilatada dedicación a este apasionante sector desde muy diversas facetas. Estos han recogido, durante los últimos meses los análisis y conclusiones que las Organizaciones Empresariales les han hecho llegar tras sus debates correspondientes.

A lo largo de esta mañana nos ilustrarán en sus intervenciones. que culminará con la lectura de conclusiones:

D. Félix Arévalo Sancho sobre "La Unidad del Mercado Turístico Español."
D. Jesús Martínez Millán sobre "Turístico, motor en la Economía Española."
D. Julio González Soria sobre "Impacto de los marcos fiscal, laboral y tecnológico en la competitividad de las empresa turísticas españolas."
D. José Guillermo Diaz Montañés sobre "Repercusiones de las regulaciones de la UE en mayores costes e inversiones en el sector turístico."

Estamos inmersos en un mercado globalizado en el que las situaciones de toda índole son conocidas en tiempo real en todo el mundo; por ello, la toma de decisiones se hace cada vez más delicada por el numero creciente de variables que nos afectan.

Además la competencia se ha endurecido en todas las actividades obligando a reducir los márgenes y aquilatar los precios para mantenerse o prosperar en estos mercados.

Estos procesos producen una buena dosis de incertidumbre que los empresarios afrontamos, como hacemos desde hace muchos años, poniendo en ello el esfuerzo, el tesón, la entrega y el entusiasmo que nos caracteriza; con el objetivo de generar bienestar, riqueza y puestos de trabajo en beneficio de toda la sociedad.

Os doy la bienvenida a todos y deseo que estas observaciones y propuestas tengan la atención de nuestras Autoridades y sirvan para mantener y mejorar la actividad de nuestro sector turístico español.

Muchas gracias.